Semana del Prematuro: el valor de visibilizar esta situación y educar a quienes pueden vivirla

Según los especialistas, aunque solo el 8 por ciento de los nacimientos en Argentina son prenatales, deben visibilizarse y tratarse con paciencia, controles y contención profesional.

Durante estos días se conmemora la Semana del Prematuro, una fecha destinada a concientizar y visibilizar sobre el cuidado de estos niños y sus familias para tratar de acompañarlos y ayudarlos en el crecimiento. Así lo describió la médica pediatra Carmen Vecchiarelli en diálogo con Radio Universidad.

La subjefa del Servicio de Neonatología del Sanatorio Otamendi explicó que los nacimientos prematuros son acontecimientos importantes en los que hay que prestarle mucha atención al pre y posparto del niño, incluso hasta su adolescencia. Durante el período prenatal, postula la profesional, es importante que los padres se preparen con “educación, salud y cuidado” dentro de los “hábitos saludables”, que generarán el impacto positivo para mejorar y prevenir complicaciones en el embarazo.

El tercer trimestre de un embarazo es el momento en que el bebé incorpora una serie de sustancias y nutrientes importantes para el crecimiento, pero esto no sucede en un nacimiento prematuro. Por eso, explica la pediatra, son “clave” el “contacto piel a piel” y “la lactancia natural” entre el infante y su madre, así como llevarlo a la mejor incubadora posible en la unidad de cuidados intensivos y “ayudarlo en todo lo que necesite”, ya que requieren un tiempo de internación para que todos los sistemas de su cuerpo terminen de desarrollarse correctamente.

“Todo bebé nacido con menos de 37 semanas es prematuro. Existen bebés llamados ‘prematuros extremos’, que son los niños de 1.500 gramos y menores a 32 semanas. También hay un grupo de chicos que les llamamos ‘de término tardío’, que son los más grandecitos y que muchas veces tienen problemas similares a los prematuros”, comentó Vecchiarelli.

Luego del parto y en el transcurso de la vida del infante, hasta su adolescencia, los especialistas recomiendan realizar chequeos como el fondo de ojos para ver cómo se desarrolla la retina, la audición, sangre, controles de nivel cerebral, crecimiento y nutrición, entre otros. En Argentina, el 8 por ciento de los nacimientos son prematuros y un 1,1, de prematuros extremos. Por eso, y en conmemoración de esta semana, la especialista en Neonatología contó que el Ministerio de Salud, junto con las sociedades científicas, tiene toda una agenda “excelente” y abierta en relación a esta temática.