Las cosechas de verano y la amenaza de las nuevas plagas

Especialistas plantean que es importante proteger de las plagas a las huertas y los nuevos cultivos de la próxima temporada.

Con la nueva temporada de verano que llega, crecen nuevos cultivos y también aumenta el riesgo de visitas inesperadas de plagas que atacan las cosechas. Por eso, el ingeniero agrónomo Gonzalo Parés, del INTA AMBA, explicó al aire de Radio Universidad que combatir este fenómeno puede resolverse de manera simple y casera.

Entre las plantas de verano se encuentran los zapallos y los zapallitos, y son las que juntan mucha cantidad de plagas que pueden destruir la hoja e impedir el crecimiento de la planta. Cuando aparece la “vaquita de San Antonio medio marroncita que parece una tortuguita”, que son las que comen la hoja y la dejan con forma de red, es el momento de estar alerta.

El especialista recomendó que, si la huerta tiene pocas plantas y pocos insectos, se pueden “aplastar con el dedo” y el problema está resuelto. Para otro caso, presentó un repelente casero que “funciona bien”: medio litro de alcohol fino, cuatro o cinco dientes de ajo y cuatro o cinco ajíes picantes. Ese producto puede ser preparado y utilizado en el momento: se deben filtrar aproximadamente dos tapitas de gaseosa, se diluye en un litro de agua, y con eso se fumiga. “Muchos de estos bichitos no se ven porque están del lado del revés de la hoja, entonces hay que tratar de fumigar también la parte de atrás”, indicó Parés.

Lo que hace esta mezcla es generar un “efecto repelente” en la planta, que hace que el bicho caiga y muera de hambre porque no se quiere alimentar de ese cultivo. Otra estrategia para eliminar insectos, sobre todo las hormigas, es macerar bolitas de paraíso en agua, dejar fermentar y, luego, regar con esa agua los caminos de la huerta y los alrededores de los canteros de manera periódica, entre una vez por semana y 15 días.

Estos insectos, en cantidad, “hacen bastante daño a las plantas cuando son chiquitas”; eso impide que den el impulso para crecer correctamente y “pierden mucha hoja”. Por eso, es importante eliminar las plagas para poder tener un cultivo de manera sana, responsable y exitosa.