González Catán: internos de la Unidad N° 43 se sumaron a un curso para mejorar su comprensión lectora

En total, más de 600 presos estudiantes de 21 cárceles bonaerenses participan del espacio. “Comprender un texto constituye una habilidad cognitiva esencial para el desempeño académico, pero también para el desarrollo de la vida cotidiana”, destacaron.

Más de 600 personas privadas de la libertad de 21 cárceles bonaerenses iniciaron un curso de comprensión lectora y técnicas de estudios, una propuesta que tiene el objetivo de dotar de mayores herramientas a los estudiantes en contexto de encierro.

Se trata de una iniciativa que se ofrece a la totalidad de las cárceles y alcaidías de la provincia de Buenos Aires de manera remota. El curso, que culminará el jueves 17 de noviembre, y consta de nueve encuentros de 90 minutos que se dictan los jueves entre las 12.30 y 14, es impulsado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, cuyo titular es Julio Alak.

Del primer encuentro participaron personas privadas de la libertad de las unidades penitenciarias de Sierra Chica, San Nicolás, Dolores, Azul, La Plata, Mar del Plata, Florencio Varela, Magdalena, General Alvear, Bárker, Ituzaingó, González Catán La Matanza (Unidad N° 43), San Martín y Campana.

La propuesta tuvo aceptación entre los presos estudiantes. Agustín, uno de los internos, indicó que “este curso nos va a ayudar para tener una mirada reflexiva y creativa. Poder identificar las ideas principales, subrayarlas, destacarlas, es clave para interpretar textos”.

En tanto, Claudio, otro de los estudiantes, dijo al finalizar la primera clase que “estos espacios nos ayudan mucho tanto para ahora, que estamos privados de la libertad, como para el futuro. Aprender a estudiar de una manera efectiva es clave para avanzar en nuestro desarrollo personal”.

Los contenidos del curso son desarrollados por tres docentes: Yamila Olariaga, Nadia Bryk e Inés Barrios y son coordinados por la Subdirección General de Educación del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y la Dirección de Educación y Formación Laboral en contexto de encierro del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

Una habilidad esencial

Olariaga es la directora de Educación y Formación Laboral en contexto de encierro y explicó los fundamentos del curso: “Comprender un texto constituye una habilidad cognitiva esencial para el desempeño académico, pero también para el desarrollo de la vida cotidiana. Son muchas las evidencias que muestran que estudiantes de todos los niveles educativos rinden por debajo de lo deseable en tareas que implican procesamiento del nivel textual”.

“Si bien la comprensión de textos fue abordada desde distintas perspectivas teóricas, en los últimos años, con el desarrollo de la psicología cognitiva y la psicolingüística, el estudio de sus procesos subyacentes ha cobrado un lugar preponderante. Con estas posturas teóricas se desplaza el foco que pasa del estudio del texto en sí mismo a indagar en lo que ocurre en la mente del lector/comprendedor cuando se enfrenta a la tarea de comprender un discurso conectado”, sumó.

Las Unidades Penitenciarias que se sumaron al curso de Comprensión Lectora y Técnicas de Estudios son la Unidad N°2 Sierra Chica, la N° 3 de San Nicolás, N° 6 de Dolores, N° 7 y N° 52 de Azul, N° 9, 10, 118 y 33 de La Plata, N° 15 y 50 de Batán, N° 24 y 32 de Florencio Varela, N° 28 y 35 de Magdalena, N° 30 de General Alvear, N° 37 de Barker, N° 39 de Ituzaingó, N° 43 de González Catán, La Matanza, N° 46 de San Martín y N° de 57 Campana.