Reglamentaron la Ley Nacional de Prevención del Suicidio

La iniciativa se terminó de efectivizar en el marco del Día Mundial y Nacional fijado para prevenir esta problemática mundial. Fortalecer la atención en los centros de salud, mejorar la detección temprana y disponer líneas telefónicas de atención en cada jurisdicción, fueron algunos de los ejes destacados desde el Ministerio de Salud.

El Gobierno reglamentó este viernes 10 de septiembre, la Ley Nacional de Prevención del Suicidio 27.310, que había sido votada por unanimidad de ambas cámaras del Congreso Nacional en 2015 y que llevaba ya siete años sin tener reglamentación, lo cual impedía su efectiva aplicación.

Así lo hizo a través de la publicación del Decreto 603/2021 en el Boletín Oficial, que en sus considerandos remarcó, entre otros aspectos, que tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) consideran al suicidio como "un grave problema de salud pública de carácter prevenible mediante intervenciones oportunas, basadas en datos fidedignos". Cabe mencionar, además, que esta decisión se terminó de efectivizar en el marco del Día Mundial y Nacional para la Prevención del Suicidio.

En este contexto, el actual subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos del Ministerio de Salud nacional, Alejandro Collia, destacó que la reglamentación oficializada este viernes fue "consensuada con todas las jurisdicciones, la comunidad científica, universidades y la sociedad civil, y con todos los actores que forman parte de la implementación de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657, ley marco que cambió el paradigma, dándole una visión social y comunitaria a la atención, que pone en el centro de la escena a la persona como sujeto de derecho y se lo aborda desde una mirada global, que incluye esta problemática".

En este marco, Collia indicó que la reglamentación plantea, entre otras cuestiones, tres intervenciones claves: fortalecer la atención de esta problemática en los centros de salud, -que constituyen el primer nivel de atención-, mejorar la detección temprana de casos, y que cada jurisdicción disponga de una línea telefónica para la atención las 24 horas.

A su vez, el funcionario detalló que en este momento se está incluyendo medicación para los problemas de salud mental dentro del programa Remediar, acción que se suma a una fuerte estrategia de capacitación para los integrantes de los equipos de salud, a través de las plataformas de la cartera sanitaria nacional.

En paralelo, las autoridades sanitarias argentinas avanzan, en colaboración con la OPS, en determinar “lugares centinela”, para contar con información más precisa de las causas de esta problemática a partir de la experiencia de distintos hospitales de referencia.

Asimismo, Collia, exsecretario de Salud de La Matanza, analizó: "En el contexto de la pandemia, se estima que en el campo de la salud mental hay una proyección de un aumento de las consultas de un 30 por ciento; y en relación a la problemática del suicidio es clave el monitoreo y las acciones prevención, asistencia y posvención (NdR: terapia para los familiares del suicida). El suicidio es una problemática de salud pública mundial y de la Argentina, prevenible y multicausal".

"La Argentina tuvo entre 2010 y 2019 alrededor de 31.000 muertes por suicidio. Las franjas etarias que mayor prevalencia tienen son las de los 15 a 29 años y de 25 a 39, pero también depende de los países y los diversos factores culturales, socio económicos, psicológicos, biológicos, ambientales, porque esta es una problemática multicausal", detalló Collia a la agencia Télam.

Tomar conciencia

En su campaña de concientización, el Ministerio de Salud detalló que los signos de alerta ante esta problemática son: aislamiento, persistencia de ideas negativas, dificultad para comer, dormir y trabajar, desesperanza, llanto inconsolable, repentino cambio de conducta. Se puede colaborar en la prevención “reconociendo estas señales, mostrando interés y apoyo, respetando las diferentes expresiones de sentimientos, eliminando prejuicios”.

Cabe mencionar que se encuentran disponibles para la ciudadanía los números telefónicos para Asistencia al Suicida 135 (gratuito desde Capital Federal y Gran Buenos Aires), así como (011) 5275-1135 y 0800-345-1435 estos dos últimos, desde todo el territorio nacional.