Tarifas: proponen la quita de subsidios a las empresas productoras de gas

Desde DEUCO, piden que los aumentos en luz y gas no afecten a las industrias y a los usuarios residenciales. "El problema, si se saca de golpe el subsidio a la oferta, es que la producción bajará mucho", advierten.

Con la quita de los subsidios a las empresas productoras de gas, se ahorraría más dinero, según DEUCO.

Finalmente, concluyeron las audiencias para determinar la segmentación tarifaria para una quita de los subsidios de los servicios de primera necesidad a una parte de la sociedad y los consiguientes aumentos en las tarifas. Según la Secretaría de Energía, los subsidios se reducirán en su totalidad para los usuarios con capacidad de pago de una tarifa plena de gas y de luz, aunque en los próximos días se conocería la decisión oficial.

En ese marco, desde la organización Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO) se propuso la posibilidad de que se quiten los subsidios a las empresas productoras de gas, con lo que el Estado podría recaudar un número mayor al que conseguiría si los subsidios se reducen a los usuarios. Así, desde DEUCO, se dio a conocer un comunicado en el que se cita un párrafo de un informe de la Secretaría de Energía, que dice que “en materia de gas natural por redes, se presenta una situación actual en la que, en promedio, el Estado nacional asume a su cargo el 75 por ciento del costo del abastecimiento de la demanda prioritaria”.

Además, se cita otra línea del informe en la que se menciona que la estructura del esquema de subsidios energéticos del Estado nacional “genera profundas distorsiones, concentrando su peso en los sectores de mayor capacidad de pago”, en la que se hace hincapié para explicar y justificar el pedido. “La distorsión se genera en el ámbito de la producción del recurso y no en la demanda residencial”, afirman desde DEUCO, y aseveran: “Cuando el Gobierno nacional continúa aplicando la Resolución 46/2017 y otorga un sobreprecio extraordinario a la producción de gas con el objetivo de aumentar la producción, se otorga un subsidio millonario en dólares”.

“Entre marzo de 2021 y marzo de 2022, se otorgó la suma de 548.000 millones de pesos a las productoras de gas, pagándose un precio de seis dólares el MBTU, cuando el costo de producción no supera los 2.50 dólares”, se precisó, en base a un estudio de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), sobre transferencias económicas a las productoras de gas. Por eso, desde DEUCO se sostuvo que “el Gobierno nacional, con la segmentación, pretende obtener una reducción de los subsidios de unos 163.000 millones de pesos”, pero que, no obstante, “reduciendo el subsidio a las productoras de gas en forma parcial, el Estado podrá obtener una cifra mayor, sin afectar a miles de familias, comercios e industrias”.

"Las empresas de gas deberían colaborar"

Ante este escenario, el titular de DEUCO, Pedro Bussetti, habló con Radio Universidad se mostró en contra del ajuste tarifario: “Nos oponemos a cualquier aumento que implique subir el grado de pobreza en Argentina. El pueblo no tiene que pagar las consecuencias de la herencia de (Mauricio) Macri y la pandemia (de COVID-19)”.

En ese sentido, sostuvo que deberían “colaborar las empresas productoras de gas, que recibieron, desde el 2016, decenas de miles de millones de dólares para tener más gas”. “Le decimos a (Martín) Guzmán que le quite los subsidios a las productoras de gas y que vuelvan a producir gas convencional. Ahí, se va a ahorrar el dinero de los aumentos”, añadió. Además, recordó que “ya hubo un aumento de más del 20 por ciento, en febrero, y que, a fin de año, el Gobierno tomó un compromiso con las distribuidoras de energía eléctrica y gas natural de hacer una revisión tarifaria integral en el transporte de ambos servicios”. “Las compañías piden una recomposición tarifaria del 200 por ciento”, remarcó.

“Tiene que haber un esquema que marque progresividad"

Por su parte, el economista y docente Sebastián Scheimberg, en diálogo con El1, se refirió a la propuesta y expresó: “Las empresas que reciben un subsidio a la producción producen un gas más costoso que el gas tradicional, pero creo que es lógico que los subsidios vayan a la demanda y no a la oferta”, remarcó, aunque advirtió: “El problema, si se saca de golpe el subsidio a la oferta, es que la producción va a bajar considerablemente”.

“Lo que hay que lograr es que se junten la curva de oferta y demanda, y que los consumidores paguen lo que más se pueda del costo del servicio”, aseguró, y concluyó: “Tiene que haber un esquema que marque progresividad, darle más a los que menos tienen, y un sentido de escasez, es decir, que no se pueden consumir cantidades excesivas del servicio”.