Precios Justos: “No sabemos si estamos incluidos”, cuestionan desde la Federación de Almaceneros

Así lo expresó Fernando Savore, presidente de la Federación de almaceneros de la provincia de Buenos Aires (FABA) ante la llegada del nuevo programa de control de precios.

“Vamos al mayorista y nos encontramos con que el precio que estamos pagando es el mismo que nos dicen que tenemos que vender”, señaló Savore.

También te puede interesar...

El viernes pasado, el Gobierno nacional lanzó el programa “Precios Justos”, un acuerdo entre las autoridades y cien empresas que contempla el congelamiento de los valores de 1.700 artículos hasta el 28 de febrero de 2023, con el objetivo de “lograr la estabilidad de los precios de productos esenciales que consumen los hogares argentinos”.

Sin embargo, los comercios de proximidad muestran preocupación porque la medida no los incluye y, según la Federación de almaceneros de la provincia de Buenos Aires (FABA), “empujan a los clientes a los hipermercados”.

“Nosotros no sabemos si estamos incluidos dentro del programa, pero porque el 80 por ciento de la mercadería que tengo en mi negocio y en el de los colegas se la compramos a los mayoristas y si ellos venden los Precios Justos, ¿cuánta es la rentabilidad nos queda a nosotros?”, planteó Fernando Savore, presidente de FABA, en diálogo con El1 Digital.

Por lo tanto, el titular de la Federación mencionó que están a la espera de una reunión con la Secretaría de Comercio Interior para poder clarificar las dudas de los comercios de cercanía, además, de buscar una solución equitativa para los negocios de proximidad. “Inevitablemente el monopolio (por las empresas) le vende de forma directa al hipermercado, pero no a nosotros y si al mayorista”, remarcó.

Podes seguir leyendo...

Por otra parte, Savore informó que desde la Secretaría de Comercio pidieron que no se compren productos que aumenten por encima del cuatro por ciento y que desde la entidad les envían informes sobre las marcas que superaron esos valores. “Lo que hicimos en estos días es mandarle las listas donde una empresa de gaseosa subió un ocho por ciento, una de lácteos incrementó un cuatro por ciento, otra muy importante de edulcorantes elevó los precios un 10 por ciento y la más grande de papas fritas anunció para la semana que viene un 18 por ciento”, detalló.

“Nuestro sector está con mucha bronca por cómo se manejan las empresas porque, por ejemplo, el aceite de girasol de una marca reconocida en el hipermercado lo venden a 420 pesos, pero el mayorista a nosotros nos lo cobra 899 pesos y lo terminamos a 1.100 pesos, no es equitativo el reparto”, cerró.