Día del Maestro: “Ser docente es una tarea maravillosa que se ejerce desde el amor”

Este 11 de septiembre, como cada año, se celebra el Día del Maestro en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento.

El diccionario dice que un educador es una persona que enseña y de quien se reciben enseñanzas valiosas. Sin embargo, los docentes afirman que ellos también se llevan mucha sabiduría que adquirieron a lo largo de sus años formando, acompañando y enriqueciendo los sueños de muchos niños.

Delia Archidona es una maestra retirada que ejerció su profesión por más de 35 años y, según sus palabras, recuerda siempre con mucho amor a la comunidad a la que perteneció y a los niños a los cuales enseñó en el aula. “Siempre enseñé en La Matanza, fue excelente y todos siempre fueron muy cariñosos”, recordó en comunicación con El1 Digital.

Después de haber trabajado en la docencia por tantos años, considera que este distrito fue su segundo hogar (aunque es oriunda de Morón) porque pasaba más tiempo con sus alumnos que en su propia casa. “Comencé a trabajar durante la dictadura, pero con mis compañeros hicimos de todo para mejorar la condición de los chicos que venían de familias muy humildes”, aseguró.

A la vez, reconoció: “Por momentos, éramos maestros y, por momentos, padres”, en referencia a los niños de las escuelas de González Catán, localidad en la que desarrolló sus tareas por mucho tiempo. Además, aseguró que, pese a ser una comunidad humilde, “siempre supieron que la educación de sus hijos era lo más importante”. Acostumbrada a dar clases todos los días, Archidona necesitó continuar con el vínculo con la enseñanza y, por eso, comenzó a brindar apoyo escolar en los barrios.

“Voy dos o tres veces a la semana porque enseñar es lo que más me gusta”, indicó. “Cuando hubo crisis muy fuertes, los maestros nos hemos quedado preparando comidas. Es una tarea ardua, pero lo hice con toda humildad”, remarcó. Consultada acerca de qué les diría a aquellas personas que quieren ser docentes, Archidona destacó que lo principal es tener amor. “Con el afecto, el chico siempre aprende. Esta es una tarea maravillosa, siempre te llena de alegría y eso lo que te llevás de este trabajo, que no es poco”, finalizó.