Desalojo en Oro Verde: liberaron a una detenida y abrieron una mediación

Los vecinos desalojados se movilizaron a la Fiscalía Nº 8 de San Justo, con el respaldo de la APHD La Matanza. Tras reunirse con las autoridades judiciales, por el momento quedó desactivada la imputación penal, pero está pendiente la resolución del conflicto de fondo por la ocupación y propiedad de una quinta.

Este jueves, un grupo de vecinos que fueron desalojados ayer de una quinta ubicada en el barrio Oro Verde, más precisamente en Carlos Morel y Villanueva, Virrey del Pino, se movilizaron a la Fiscalía Nº 8 de San Justo, ubicada en Presidente Perón 3.270 y, tras reunirse con las autoridades judiciales lograron, con el respaldo de APDH La Matanza, la liberación de una detenida y que se abriera una instancia de mediación.

Por otra parte, más allá de que se frenaron las imputaciones penales –ya que las diez familias afectadas accedieron inicialmente a desalojar el predio- quedó pendiente de resolución la cuestión de fondo en torno a la ocupación y propiedad de la quinta en cuestión.

Según pudo reconstruir El1 Digital, un vecino, ya fallecido, de apellido Papini, tenía una cesión de derechos sobre la quinta en cuestión, y posteriormente vendió varias parcelas a un particular, quien reclamó la totalidad del predio y pidió el desalojo. Esa medida, orden judicial mediante, finalmente se cumplió ayer.

De esta forma, una de las hijas de Papini, Gladys, vecina, expresó a El1 Digital: “Algunos de los dueños estamos acá en la Fiscalía. Hay familias que están allá, en Oro Verde, afuera. No es que aceptamos el desalojo. Nosotros aceptamos no entrar ayer, hasta ver qué se resolvía. Ese fue el acuerdo que hicimos con el comisario, con Infantería, porque todavía tenemos todas nuestras cosas allá. No sacamos nada. Hace más de veinte años que vivo ahí. Con mis hermanos nos criamos ahí”.


Ventas y polémica

Pablo Pimentel, vocal de APDH La Matanza, repasó: “El lugar es una zona de quintas. Allí había un señor, de apellido Papini, que ocupaba desde hacía 40 años el lugar. Y nosotros entendemos que alguien, de los que alguna vez fueron dueños, lo dejó como cuidador. Este señor se hace bien de toda la documentación, y es el dueño real. Es el papá de varios jóvenes que están acá. Este señor empieza a vender (algunas parcelas) y otras se las entrega a sus hijos, hijas y yernos. A su vez, sus hijos les venden terrenos a varios de los que están acá, porque es un lugar grande. Y hacen sus casas allí”.

“El pedazo más grande de la quinta se lo vende a un excomisario de la Policía Federal. Aparentemente, Papini algo le firmó en sus últimos años de vida a este ex comisario. Este ex comisario, con una escritura que entendemos que es apócrifa, se apersona acá y pide el desalojo de toda esta gente”.

Según comentaron a este medio diversas fuentes, la denuncia fue hecha hace dos años. Asimismo, fuentes judiciales consultadas por El1 Digital destacaron que se desactivó la imputación penal tras la “restitución del inmueble”.

En este punto, Pimentel remarcó: “Se aplicó todo el rigor de la ley con diez familias pobres, en el medio de la pandemia y la lluvia. El fiscal Esperanza me dice que no violaron la acordada de la Corte Suprema. La Corte Suprema dice que se suspenden los desalojos, pero, que, si se hace, debe estar Acción Social, ambulancias, psicólogos. No había nadie. Estaba la policía y yo, que vine de la APDH a tratar de frenarlos”.

“Hubo siete detenciones y una chica, Gladys Taboada, pasó la noche detenida. Lo bueno es que nadie quedó imputado, tampoco ella”, resaltó Pimentel. Horas después, El1 Digital confirmó su liberación.

Pasado el mediodía de este jueves, sin embargo, algunos vecinos continuaban en la Fiscalía, a la espera de novedades para la conformación de la mesa de mediación.