De vuelta en campaña, el Presidente pidió “no interrumpir la marcha para no condenar al país al retroceso”

Tras el resultado adverso en las PASO, el primer mandatario aseguró que escuchó “la voz del pueblo” y se comprometió a “trabajar para corregir los errores y hacer lo que no se hizo”. También, instó a la militancia a “no bajar los brazos y, con convicción, golpearles la puerta a los vecinos que no votaron para explicarles que lo que está en juego es el futuro de todos y todas, y no el de este Gobierno”.

De regreso al Conurbano bonaerense después de la derrota electoral del domingo, el Presidente, Alberto Fernández, llegó a Almirante Brown este martes para presentar obras públicas por una inversión de 9.390 millones de pesos. Acompañado por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, convocó también a los intendentes de la Tercera Sección Electoral, la única que le otorgó al Frente de Todos una victoria en la Provincia en las primarias. Frente a ellos, pidió “no interrumpir, en noviembre, la marcha iniciada en 2019 para no condenar al país al retroceso”.

Tras afirmar que el Gobierno que conduce “escuchó la voz del pueblo”, que le dio un sorprendente revés en las urnas, Fernández aseguró que “es la hora de ordenar y continuar trabajando para seguir haciendo lo que se hizo bien, avanzar en lo postergado y corregir los errores para no volver a cometerlos”. “Estoy convencido de que estamos en la senda correcta y por eso a los que nos votaron les agradezco por acompañarnos. Y a los que no nos votaron, les pido por favor que piensen que Argentina merece algo mejor a los que nos pasó hasta 2019, porque vivir en un país donde las PyMEs se cierran, donde se pierde el trabajo y donde se triplican los planes sociales no es vivir en un buen país”, aseveró en una crítica a la gestión macrista.

“El mejor país que hicimos fue el que amplió derechos, no el que los restringió”, destacó también en alusión a algunas afirmaciones de la oposición, por ejemplo, sobre la posibilidad de quitar la indemnización por despidos. En esa línea, también se dirigió a la militancia y pidió “que no bajen los brazos y, con la convicción de siempre, vayan a golpearle la puerta al vecino que no fue a votar para explicarle que lo que está en juego es el futuro de todos y todas, y no el de este Gobierno”.

“Para nosotros, que nacimos del peronismo, nada dignifica más que el trabajo y nada nos preocupa más que generar trabajo. ¿Quién puede creer que nosotros somos felices repartiendo planes?”, cuestionó Fernández. Al mismo tiempo, se mostró convencido de que, “si hubo algo que postergó a la Argentina, fueron las políticas especulativas que terminaron con el desarrollo industrial del país”.

Luego de reconocer que está “en la campaña definitiva”, en relación a las generales de noviembre, se refirió al motivo de su visita al Conurbano. “Esta obra se hizo en pandemia, como se hicieron muchas otras, porque la pandemia no nos frenó”, remarcó, y precisó que “hay 2.300 obras iniciadas, aquí y en cualquier lugar del país”. “Es muy importante porque lo que hacemos con la obra pública no solo es mejorar la vida de los argentinos y las argentinas, sino también generar muchos puestos de trabajo y mucha industria porque todo eso mueve y convoca al trabajo a mucha gente”, aseveró.

“Estamos muy preocupados para que, después de todo el dolor que la pandemia nos causó, la Argentina se levante y se recupere orgullosa y comience a transitar una vida de tranquilidad y normalidad que incluya a todos y todas”, señaló.

Por su parte, Massa destacó que las obras surgen de “la humildad que tiene este Gobierno de escuchar qué le van pidiendo en cada barrio y en cada localidad” y aseguró que con esa misma humildad es con la que trabajarán “para corregir, enderezar, mejorar, pero por sobre todas las cosas para acelerar un camino que se empezó a recorrer hace dos años y que tiene que ver con el trabajo y el futuro a través de la educación”.

“Somos el gobierno que quiere y que va a transformar los planes sociales en trabajo genuino para los argentinos. No voy a caer en la comparación con otros gobiernos que transformaron el trabajo en planes sociales, pero está claro que el trabajo es nuestra prioridad”, afirmó. A su vez, afirmó que la gestión actual esta “convencida de que el futuro depende de una educación pública gratuita, de calidad e inclusiva y con tecnología”.

“Y estamos convencidos, también, de que los hijos de los trabajadores tienen que ir a la universidad, y por eso acercamos las universidades al Gran Buenos Aires y a todo el país”, indicó, al tiempo que anticipó el envío de un proyecto de ley para “crear cinco nuevas universidades en la provincia de Buenos Aires”, aunque no especificó dónde serán emplazadas.

Por último, les agradeció a “todos aquellos que el domingo siguieron confiando” en el Frente de Todos, “pero mucho más a aquellos que marcaron que había cosas para mejorar y corregir”. “Lo vamos a hacer porque, como cada vez que nosotros y la Argentina se cayó, nos vamos a volver a levantar y salir adelante para seguir acompañando a un Presidente que, a pesar de la pandemia y la crisis que tenía el país, se la cargó al hombro y decidió que había que ponerla de pie. Y lo vamos a hacer entre todas y todos”, cerró.