Castraciones masivas: proteccionistas reclaman comunicación con el Municipio

Los rescatistas, junto a la concejal Mirta Redes, presentaron un “Programa de Equilibrio Poblacional Animal” para evitar la sobrepoblación de animales en situación de calle. Pero, casi dos meses después, aseguran que las autoridades distritales no se muestran “entusiasmados” para tratar la problemática.

Desde la organización VESPA La Matanza, se quejan de que las autoridades locales no entablan diálogo para tratar el proyecto de ordenanza que presentaron en busca de implementar el “Programa de Equilibrio Poblacional Animal”, también conocido como plan de castraciones masivas dentro del DistritoEn este marco, los rescatistas piden celeridad en el tema porque, aseguran, se trata de un problema de “salud pública”.

Asimismo, las proteccionistas señalaron que la última comunicación con algún funcionario municipal respecto al proyecto, presentado el 22 de junio último junto a la concejal Mirta Redes, fue el lunes 6 de septiembre, luego de la movilización que realizaron el viernes 3 de septiembre, en la que pidieron que se apruebe el proyecto.

“Me llamaron autoridades del Municipio y me recalcaron que el presupuesto no alcanza. Además, me dijeron que renunciaron tres veterinarios de Zoonosis. Por otra parte, que la carpeta presentada no les había llegado”, relató Anabela Panasci, integrante de VESPA, en diálogo con El1 Digital.

Adicionalmente, Panasci remarcó que, si el Gobierno municipal no puede afrontar los costos para una castración masiva, se debería aumentar de manera progresiva la cantidad de operaciones que se realiza actualmente. “Al menos, deberíamos poder debatir un número mejor que el que tenemos ahora, de entre 15 y 20 por día. Se podría empezar a subir el número castraciones para ir teniendo mejores resultados hasta llegar al que se necesita”, propuso.

El proyecto presentado cuenta con seis puntos relevantes para los rescatistas locales: gratuito, masivo, temprano, abarcador, sistemático y extendido. “El programa posee las herramientas para lograr la anticipación necesaria para que la problemática de la sobrepoblación animal y sus consecuencias en la Salud Pública no ocurran. Le da la oportunidad a la comunidad de ser parte de la solución”, planteó la proteccionista.

Desde la agrupación, afirman que la aprobación de la iniciativa traería beneficios no solo para los animales, porque se reducirían las situaciones de calle, accidentes, peleas y enfermedades, sino, también, para las personas, porque evita el ataque de jaurías y que el entorno familiar se contagie de afecciones zoonóticas como rabia, brucelosis, sarna, hongos y parásitos, entre otros.

“Castrando y reduciendo el número de perros y gatos en las 15 localidades, se mejoraría la vida de toda la comunidad, desde aquellos a quienes no les interesan los animales hasta todos los que nos preocupamos por ellos, porque al ser rescatistas costeamos los gastos solas y albergamos un gran número de animales en nuestros hogares. Este proyecto nos aliviaría mucho la vida”, concluyó.